Manifiesto

Podríamos decir que somos una consejería gastronómica urbana digital sustentable de barrio. O podríamos decir que somos un blog de comida.


En el año de 2011 me la pasaba leyendo blogs de estilo de vida y recomendaciones gastronómicas. Estaba loca por los nuevos restaurantes. Si abrían un nuevo comedero, ambientado por el diseñador del momento, tenía que estar ahí. La (entonces) nueva ola hipster me tenía gastando casi todo mi sueldo. Pero no importaba, había que probar todas las promesas gastronómicas que recién empezaban a servirse en loza de peltre.

Un día feriado, sin tráfico, me aventé a ir al sur de la ciudad (vivo en el centro de la CDMX). Todos los blogs gastronómicos hablaban de Barra Vieja como el mejor food truck de la ciudad. Y si todos los blogs lo llenaban de halagos, tenía que conocerlo. Después de manejar media hora (aún sin tráfico) llegué al estacionamiento del restaurante Sud 777. El food truck estaba lleno. Ordené un taco de pulpo y un coctel de camarón. Recuerdo haber pedido alguna cerveza. El minúsculo taco de pulpo que llegó a mi mesa estaba cubierto de una salsa de mal sabor, que ahí llaman pesto de quelites. El pequeño coctel de camarón sabía a jabón. Acaso pedí alguna botana más, porque la cuenta rondó los 300 pesos. Me retiré, no sin antes padecer el pésimo servicio de la esposa del chef Édgar Núñez, dueño de Sud.

“Empecé a notar la complacencia que existe en el mundo del food blogging. Aunque hay mucha gente y escritores respetables y honestos, cierto es que algunas personas son capaces de cambiar de religión por un plato de comida gratis.”

Esa misma tarde envié un tuit a la cuenta de Barra Vieja. Les dije que si ese era el mejor food truck del DF, no quería conocer el peor. Recibí insultos y burlas. Me contestaron, con ironía, que seguramente yo estaba en lo correcto y todas las demás personas, equivocadas. No inventé nada, sólo conté mi experiencia y recibí groserías. Quizá había sido un mal día para la cocina del lugar, pero el despotismo con el que contestaron es injustificable en un negocio que se dedica al servicio. Después de la experiencia comencé a volverme más crítica con los lugares que visitaba. Empecé a notar la complacencia que existe en el mundo del food blogging. Aunque hay mucha gente y escritores respetables y honestos, cierto es que algunas personas son capaces de cambiar de religión por un plato de comida gratis. Poco a poco dejé de visitar nuevos lugares. Entendí que muchos de ellos eran reinterpretaciones costosas de comida que podía encontrar en lugares menos pretenciosos.

“Food Police reseña comida normal para personas de a pie. Nos divertimos haciéndolo y queremos que los lectores se diviertan con nosotros.”

Un par de años después, decidí abrir Food Police MX porque me cansé de leer recomendaciones payoleadas. Inspirada en el ala honesta del food blogging,  me prometí que construiría una comunidad de lectores a los que les hablaría con la verdad. Food Police reseña comida normal para personas de a pie. Nos divertimos haciéndolo y queremos que los lectores se diviertan con nosotros. La buena comida no tiene por qué ser una institución elitista, de palabras e imágenes que nadie comprende. No nos importa si un lugar está impecable o si su diseño costó millones. Nos importan el sabor, la calidad de los ingredientes y las porciones. Así se trate de un restaurante de manteles largos o de un puesto de esquites, hablamos con la verdad y recomendamos. O desaconsejamos. Creemos que la comida sana, rica y alegre a la vista es un derecho de todos. No creemos en las modas culinarias que gentrifican y destruyen las comunidades gastronómicas locales. No estamos dispuestos a seguir comiendo en la calle a precios injustificados.

¡Viva el mole de guajolote! ¡Muera la corteza de cerdo en salsa esmeralda! SOMOS LA FOOD POLICE MX.

-Jazmín Martínez // Fundadora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s