#CelebraColombia y sus sabores en la CDMX

“Tintico es una versión única de la cocina colombiana en el mundo. No hay nada como este lugar”

Probar un bocado en Tintico es una manera rápida de condenarse a una vida gastronómica de miseria. Y es que después de comer en el 43 de República de Cuba, ningún plato que clame ser colombiano llenará tus expectativas.

La razón del éxito del lugar no es ningún secreto: la sonrisa inacabable de Mayerli Beltrán, cabeza del proyecto, y un amor por Colombia que se sirve en cada plato, desde las carimañolas cartaginesas hasta los patacones costeños.  En este café-galería-restaurante-salón de baile, Colombia se ha robado un pedazo del corazón del centro histórico de la CDMX. A punta de fogonazos, Tintico se ha convertido en un lugar imprescindible para entender la cocina latinoamericana de ancestros y contemporáneos.

IMG_20170713_123124
Trocear la arepa y remojarla en el caldo caliente de una yema a medio cocer
Tintico es una versión única de la cocina colombiana en el mundo. No hay nada como este lugar”. Saúl Valdés, el chef más internacional de Colombia, llegó a México hace unos años para crear la carta del Tintico. Amigo de Maye desde el colegio, la cocina lo volvió a reunir con ella en la ciudad de los palacios muchos años después. Y su amor fraterno los llevó a crear Celebra Colombia, un festival anual de cocina colombiana que toma como casa los recovecos de este edificio.

Para este año, Saúl, en visita exprés a la CDMX, ha diseñado una carta especial que promete, hace salivar, y cumple. Impensable es perderse el plato de chicharrón acompañado de yuca frita, donde la proteína de cerdo recuerda al pungente kastakán yucateco, la panza del puerco pelón de aquella zona. También suena fuerte el enfrijolao’ de oreja de puerco, un plato rural presentado con su mezcla de orgullo y altivez. ¿Y qué tal cerrar con un carpaccio de piña con helado de vainilla y coco caramelizado?, ¿o un sencillo pero imponente flan de café colombiano?

IMG_20170713_104933
Chicharrón y yuca frita
IMG_20170713_101538
Empanada de pipián, otra cosa bonita del menú de Saúl Valdés

Del 15 al 30 de julio podrás probar estas y otras chuladas en el menú en las mesas del Tintico. Habrá también clases de cocina con Saúl Valdés tanto en el Tintico como en la Universidad del Claustro. Y para cerrar aventando la casa por la ventana, el sábado 22 de julio estaremos chocando copas y caderas en el Parrandón Vallenato de clausura. Cumbia vallenata y un festival de fritos a partir de las 22:00 horas. Los boletos para el parrandón pueden adquirirse a través de Boletia y tienen un costo de $200.00. Pero pedimos a los lectores que asistan prometernos una cosa: que entre vallenato y vallenato aprovecharán para sentarse un ratito en la barra y pedirle a Fabián, otro de los anfitriones, un caballito -o varios- de aguardiente antioqueño. Chequen nuestro instagram, porque estaremos regalando un pase doble para el fiestón.

20182200_1431975166885107_715379551_o

Se sugiere reservar.

Tintico Pura Gozadera
República de Cuba 43, centro histórico de la CDMX. Reservaciones al 55103153 o en las redes del restaurante, Facebook e Instagram, @TinticoPuraGozadera y Twitter @TinticoGozadera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s